“Es el Alcalde de Los Realejos quien engaña sobre las viviendas sociales de La Cruz Santa”. IUC consiguió paralizar la venta especulativa de las 11 viviendas públicas de La Cruz Santa.

La mentira tiene patas cortas y se ha demostrado que no había ninguna venta comprometida”, así se expresa el Partido Popular en unas manifestaciones publicadas hoy en ese medio, en relación con las 11 Viviendas Sociales de la Calle Tindaya (La Cruz Santa). Manuel Domínguez manifiesta que “IUC acusó falsamente al grupo de gobierno de malvender las viviendas a un empresario”.


Este asunto tiene su origen en la Junta General de la Empresa Pública de Viviendas de Los Realejos (VIVIRE) que acordó el pasado martes 29 de mayo la enajenación de las 11 Viviendas de Promoción Publicas de La Cruz Santa, situadas en la Calle Tindaya, con el único voto en contra de la representación de Izquierda Unida Canaria, Melania González y Esaúl González. IUC se opuso a esta operación claramente especulativa porque  suponía malvender esas viviendas por un importe de 583.000 euros, cuando su tasación en enero de 2017 era de 1.062.000 euros.

 

Con la denuncia pública de IUC hemos conseguido que el PP reculara en sus pretensiones y en el pleno del pasado mes de junio, a través de una propuesta del PSOE, se opta por ofrecer la adquisición de las casas al Instituto Canario de la Vivienda.

 

Lo que está en cuestión en este asunto es el fracaso de la política de viviendas en Los Realejos. Fracaso que se ha ido fraguado con los diferentes grupos de gobierno que han pasado por el ayuntamiento (PSOE, CC y PP). Concretamente, fue con el gobierno de CC-PP en 2005 cuando se crea la Empresa Pública VIVIRE con un irrisorio presupuesto de 21.300 euros y, lo que es peor, sin personal.

 

Ahora Manuel Domínguez dice que el “Ayuntamiento asumirá las competencias en viviendas”. Pues tiene gracia, disuelve una empresa pública específica en esa materia para que sus competencias sean asumidas por una Concejalía de Viviendas. Un parche que no solucionará el problema de más de 600 demandantes de viviendas que tiene el Municipio de Los Realejos.

 

IUC solicita al grupo de gobierno que comience a hacer los trámites para recuperar la UNED.

Melania González: “Recuperar la UNED en Los Realejos sería algo positivo para el municipio y para el Norte de Tenerife”.

“En julio de 2016 nos enterábamos por los medios de comunicación que Los Realejos perdía, después de 16 años, la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en el municipio y se trasladaba a Garachico, alegando el Partido Popular motivos económicos”, ha informado Melania González a este medio.

Hace unas semanas ha pasado lo mismo en Garachico, por lo que en el pleno de junio, desde IUC Los Realejos hemos solicitado que el Ayuntamiento de Los Realejos comience a realizar los trámites para recuperar la UNED, con el mismo acuerdo anterior en el municipio, ya que valoramos positivamente ofertar los servicios de ésta y que su sede vuelva a Los Realejos de donde nunca debió irse.

En el Curso Académico 2015-16, la UNED tenía un alumnado integrado por 679 personas de las cuales 404 eran del Valle de La Orotava.

“Además en IUC Los Realejos, ha manifestado Melania González, apostamos por servicios como estos facilitando la formación a los ciudadanos y ciudadanas”. Concluyendo la Concejal de IUC que “La educación es un pilar fundamental para la ciudadanía y las instituciones tienen que proporcionar la más amplia oferta posible”.

IUC propone al pleno la creación de una Mesa de Trabajo para fomentar una Ciudad Verde.

“Melania González cree necesario una actuación clara sobre sostenibilidad entre lo urbano y  la conservación de nuestro medio ambiente promoviendo iniciativas ordenadas y consensuadas”.

La propuesta se debatirá en el Pleno Ordinario que celebrará el Ayuntamiento de Los Realejos el próximo miércoles.

 En la actualidad, la mayoría de la población vive en ciudades, las cuales se han convertido en consumidoras de enormes cantidades de recursos naturales y generadoras de impactos ambientales masivos. “Por lo que, según Melania González, enlos municipios debemos empezar, progresivamente, a tomar medidas para crear una sostenibilidad entre lo urbano y la conservación de nuestro medio ambiente, promoviendo iniciativas ordenadas y consensuadas con expertos y con la ciudadanía para aumentar la calidad de vida en nuestro municipio”.

Para llegar a este fin, IUC plantea unas series de medidas e ir implantándolas poco a poco en el municipio a través de una Mesa de Trabajo que profundice en la situación actual del municipio, para posteriormente elaborar un proyecto para ir desarrollándolo en nuestra ciudad.

“Desde IUC se proponemos al pleno, la creación de una mesa de trabajo para fomentar que Los Realejos sea una ciudad verde, con expertos en la materia y con representantes de cada barrio, y una vez creada la mesa, ésta se encargará de analizar la situación municipal y la elaboración de un proyecto sobre la materia”, manifiesta la Concejala de IUC.

IUC propone al pleno un programa de defensa de la Identidad Canaria en Los Realejos

Esaúl González Acevedo defenderá una propuesta que hace hincapié en el conocimiento de la Historia y de la Cultura de Canarias comenzando por nuestros orígenes, atendiendo a nuestro patrimonio cultural de tradición popular, a nuestra historia artística más culta y popular, a nuestro patrimonio académico y científico, para crear una ciudadanía con raíces e identidad, con un presente mejor y un futuro libre.

Esta propuesta de Esaúl González Acevedo, Concejal de Izquierda Unida Canaria en el Ayuntamiento de Los Realejos, se debatirá en el pleno ordinario de este mes de junio, que se celebrará el próximo miércoles.

IUC Los Realejos considera que la ciudadanía de Canarias debe conocer y defender de forma decidida nuestra Historia y trabajar por conseguir mayores cotas de soberanía a nivel institucional y de autogobierno, así como a nivel energético y alimentario. Un pueblo que conoce de dónde viene es capaz de decidir qué quiere para su futuro.
Esa defensa y ese conocimiento de nuestra Historia y de nuestra Cultura Popular, debería orientarse hacia la elaboración de un Programa de Defensa de la Identidad Canaria en Los Realejos que tenga en cuenta y recoja los siguientes aspectos:
En primer lugar, mediante la creación de la Escuela Popular Canaria, a través de las Escuelas Municipales de Verano, donde se impartan actividades de geografía canaria, cultura tradicional no folclórica, talleres de tambor, salto del pastor, lucha canaria, juego del palo, etc.
Y en segundo lugar, elaborando un Programa Municipal sobre Historia y Cultura de Los Realejos, implicando a los centros escolares, sobre rutas, yacimientos, biología y geografía, literatura, pintura y otros aspectos de la cultura canaria, tanto culta como popular.
“Para ello, según Esaúl González Acevedo, se deberían establecer las bases para desarrollar las relaciones intergeneracionales, con la participación de las personas mayores en las actividades de los colegios, dando charlas sobre el pasado de nuestra tierra, pero también sobre el futuro y promover hermanamientos de los centros escolares locales con los de otras islas mediante el programa del Gobierno de Canarias “La escuela viajera, canari@ conoce tu tierra”.

El Alcalde de Los Realejos “regala” viviendas públicas a un empresario para hacer negocio.

Las 11 Viviendas Públicas de La Cruz Santa, valoradas en 1.062.000 € hace año y medio, serán vendidas en 583.000 € a una empresa privada.
IUC estudia todas las acciones posibles para impedir este escándalo y denunciar, en su caso, estos graves hechos.

La Junta General de la Empresa Pública de Viviendas de Los Realejos (VIVIRE) acordó el pasado martes 29 de mayo la enajenación de las 11 Viviendas de Promoción Publicas de La Cruz Santa, situadas en la Calle Tindaya, con el único voto en contra de la representación de Izquierda Unida Canaria, Melania González y Esaúl González.
Con el fin de liquidar las deudas contraídas por la empresa pública, Manuel Domínguez ha decidido vender las once viviendas a una empresa privada por un importe de 583.000 euros, cuando su tasación en enero de 2017 era de 1.062.000 euros. De esta manera, el promotor inmobiliario adquiere unas viviendas que fueron construidas con dinero de los contribuyentes y cuyo objeto era ser ocupadas por familias humildes, al precio medio de 50.000 euros cada una. Una autentica ganga.
Hay que recordar que hace nada, dichas viviendas se habían puesto a la venta para demandantes de vivienda pública con precios que oscilaban entre los 55.800 y los 83.300 euros. ¿Cómo es posible que en menos de un año y medio, unas viviendas que estaban listas para la venta hayan perdido casi la mitad de su valor? Es una pregunta para Manuel Domínguez que deberá responder. En IUC entendemos que o bien se ha realizado una venta escandalosamente a la baja para favorecer a un empresario determinado, cuestión muy grave, o bien hay que lamentar que un bien patrimonial de los realejeros y realejeras se haya devaluado a la mitad en tan poco tiempo. En este segundo caso, que es el que avala el grupo de gobierno, ¿de quién es responsabilidad? ¿no piensa dimitir nadie?
Lo cierto es que con el aumento del precio de la vivienda en los últimos meses, se hace aún más complicado creerse este pelotazo que nos viene a colar el PP de Los Realejos. Otro más. Es escandaloso que en apenas un año y medio el valor de esas 11 viviendas pase a casi la mitad. Estamos ante un “botellazo” realejero, de parecidas proporciones a los que nos tiene acostumbrados el Partido Popular. Y es que no aprenden ni aunque los echen del gobierno por corruptos, ni con sentencias que los definen como organización delictiva.
La Empresa Pública VIVIRE está inmersa en un proceso de disolución desde hace dos años. Desde 2005 IUC ha venido advirtiendo de la inviabilidad de esta empresa que fue creada con un presupuesto inicial de 21.372 euros y que en sus 14 años de existencia jamás ha contado con personal propio, por lo que ha tenido que externalizar sus actuaciones. En realidad fue una empresa fantasma, sin personal y sin presupuesto. La gestión de esta empresa ha sido nefasta, tanto en la época de CC como en la del PP. Las viviendas de La Cruz Santa se colocaron en principio en régimen de venta, que luego pasó a régimen de alquiler, pero en ambos casos con unos precios tan elevados, que imposibilitaron por un lado el acceso a ellas de demandantes, y por otro lado la recuperación de la inversión para seguir desarrollando políticas sociales de vivienda.
El apoyo de IUC a la disolución de esta empresa siempre estuvo ligado a la promesa de Manuel Domínguez, realizada en varias ocasiones, de traspasar estas viviendas al Ayuntamiento para ponerlas a disposición de demandantes de vivienda pública. Con este chanchullo Domínguez incumple claramente esta promesa y demuestra una vez más que su palabra no es de fiar.
Actualmente hay más de seiscientos demandantes de viviendas sociales en Los Realejos, a los cuales Manuel Domínguez da la espalda con esta operación inmobiliaria claramente especulativa.