EL PP aprueba unos presupuestos continuistas y que no solucionan los grandes problemas de Los Realejos.

Izquierda Unida Canaria se opone a unos presupuestos cargados de cosmética y publicidad, que olvida la vivienda y ningunea el gasto social, pero que sigue apostando por mantener unos salarios de escándalo para los cargos del PP.

Izquierda Unida Canaria ha presentado una enmienda a la totalidad a los presupuestos municipales de Los Realejos para el próximo 2019, al considerar que el documento presentado por el grupo de gobierno del PP es absolutamente continuista y nefasto, y que una vez más no viene a solventar los grandes problemas del municipio. El PP continua dejando en el olvido a las políticas sociales, ecologistas y de igualdad, entre otras, apostando por un presupuesto lleno de actividades cosméticas pero superfluas, así como por la inversión privada y la política caciquil del amiguismo.
Las inversiones de calado en el municipio seguirán dependiendo de otras administraciones supramunicipales, mientras el PP derrocha grandes cantidades de dinero público para satisfacer sus bolsillos con elevadísimos sueldos y para realizar una interminable cantidad de actividades de publicidad y propaganda que les permita seguir gobernando la institución. En un año electoral, era evidente que Domínguez, alcalde del municipio, aumentaría su caudal de ocurrencias y su política de confeti y fuegos artificiales.
Melania González, Portavoz de IUC en el Ayuntamiento, ha manifestado que este presupuesto da vergüenza ajena y rubor. ¿Cómo es posible que el Ayuntamiento gaste más dinero en publicidad y propaganda que en todas las partidas juntas de igualdad, mayores, vivienda y accesibilidad? Se ha preguntado González. ¿Cómo es posible que el Ayuntamiento se gaste más dinero en mantener los sueldos de los bolsillos agradecidos de los concejales populares que en todas las ayudas sociales para las personas que viven en el municipio?
Escandalosa es también la poca inversión para las obras de rehabilitación y mejora de los colegios públicos del municipio, a las que se destinan 150.000 euros, una cantidad insignificante si la comparamos con el gasto en fiestas o en cualquier actividad organizada con el objetivo del autobombo y la autocomplacencia del PP. Mientras, las instalaciones de muchos colegios, donde nuestros hijos e hijas pasan gran parte de su tiempo, se encuentran en un estado francamente mejorable, algunas hasta con humedades, techos defectuosos, goteras…
Por otro lado, el cacareado aumento en Bienestar Social es absolutamente irreal, ya que su mayor aumento es en personal, necesario sí, pero no en ayudas o inversión directa. IUC considera que se debería invertir en planes específicos y aumentar las partidas en ayudas de emergencia, así como en las ayudas para la restauración de viviendas para las familias con necesidades.
Por último, y por desgracia, no existen cambios significativos ni una apuesta clara por las políticas de empleabilidad y de apoyo al comercio local. La creación de empleo y las dinámicas productivas son nulas en el municipio, donde el comercio local languidece poco a poco, observando como única respuesta algunas ocurrencias del PP que, sin valoración y análisis, se van planteado a cuenta gotas.

Los comentarios están cerrados.