IUC considera que las obras en el CEIP Toscal-Longuera es la cronología de un despropósito.

Se cumplen tres meses de obras en el centro escolar cuando deberían haber finalizado hace dos meses.

Para Esaúl González Acevedo, Concejal de IUC en Los Realejos, “Las obras de reforma del Colegio Toscal-Longuera se han convertido en la cronología de un verdadero despropósito. Comenzaron a ejecutarse el pasado 10 de septiembre, justo el primer día de clases en Educación Infantil”. El Concejal de IUC continúa diciendo que “Parece ser que a nadie se le ocurrió que, quizás, en verano, hubiese sido mejor momento”. En la zona de Educación Infantil es justo donde tenían que realizarse la mayor parte de las obras programadas, con una duración de 37 días. Pero estamos a las puertas de Navidades y tres meses después los trabajos no han terminado”, ha manifestado Esaúl González. “Nos han informado que se va a sancionar a la empresa adjudicataria, algo que parece lógico, pero que no resuelve el problema”.

La situación ha sido lamentable durante estos tres meses, con camiones que entran y salen a la hora de comienzo de las clases, con goteras saliendo por el alumbrado, con una alcantarilla rota desde el primer día y sin reparar, etc. En definitiva, con las molestias para la comunidad educativa que supone convivir con una obra que debía realizarse en verano, cuando no hay clases.

“Después de algunas reuniones entre la comunidad educativa y los responsables políticos de las obras, y teniendo en cuenta que no se observan resultados, es cuando creemos que toca exigir que este despropósito termine y que no se repita en años venideros ni en otros colegios. Solo pedimos que se planifique y se gestione con lógica, realizando las obras de mejora de los colegios durante los parones de la actividad escolar. Es de sentido común”, ha concluido el Concejal de IUC.